Las fiestas de la Mercè, son una de las mayores festividades celebradas en Barcelona que se realizan en honor a la «Mare de Deu de la Mercè», patrona de Barcelona. Durante 4 días la ciudad se llena de cultura, música y artes escénicas para todos los públicos. Si no has podido asistir este año te invito a intentarlo el año que viene y poder vivir la experiencia de ver los Castellers, el Correfoc, los fuegos artificiales, etc en todo su esplendor.

Este año las fiestas fueron del 22 al 25 de septiembre y tuve la oportunidad de realizar unas sesiones fotográficas nocturnas de los fuegos artificiales que tuvieron lugar el 24/09 en la playa de la Barceloneta y el 25/09 en Montjuic. ¿Quieres saber que tal me fue? ¡Sigue leyendo!

Sábado 24/09/2016

Los fuegos artificiales del sábado tuvieron lugar en la playa de la Barceloneta. Las tomas de este día fueron especialmente complicadas ya que quería hacerlas en formato manual, con una ISO de 100 y una apertura de diafragma de 11, pero también tuve que calcular en casi 30 segundos las tomas oscuras. Posteriormente y en pleno apogeo de los fuegos, tuve que acortar el tiempo de exposición a menos de la mitad, con el propósito de buscar el reflejo de los fuegos artificiales en la playa.

Una dificultad añadida que tuve, fue que había lanzamientos de fuegos artificiales a una altura de unos 60/70 metros, pero los más grandes estallaban a una altura superior a los 200 metros, lo que me obligaba a re-encuadrar sobre la marcha y a buscar una altura intermedia para captar la explosión de los fuegos a dos alturas.

Pero el esfuerzo ¡valió la pena! Conseguí el objetivo de obtener el REFLEJO en la playa. Mirad el resultado:

Domingo 25/09/2016

Otro de los espectáculos más esperados de la Mercè que sirve también como clausura de estas fiestas es el Piromusical que se realiza en las torres Venecianas de Plaza España. Al principio tuve mis dudas de si se llevaría a cabo ya que estuvo toda la tarde lloviendo de manera copiosa pero al final paró y pudimos disfrutar de un gran espectáculo. Para ver los fuegos, tuve una ubicación privilegiada, la Terraza del Hotel Plaza frente a Montjuic. La ubicación de la cámara a 8 pisos de altura y enfrente mismo del Palacio de Montjuic me permitió encuadrar imágenes preciosas.

El planteamiento técnico del Piromusical era más sencillo que el realizado el día anterior. Volví a plantearme la toma en modo Manual, ISO 100, apertura 11 y con exposiciones de entre 10/15 segundos. En una de las tomas, podréis observar como prácticamente la gran cantidad de pólvora en explosión y la altura, hace saturar completamente el sensor. Fue un espectáculo sensacional como podéis comprobar en las fotografías.

 

Mira alguno de mis otros Photo Walk aquí.