El modo Ponderado En Altas Luces de Nikon

Las cámaras Nikon ofrecen varias características dignas de mencionarlas en uno de mis artículos. Una de ellas tiene que ver con un nuevo modo de medición que ofrecen.

La Nikon D750 entre otras cámaras de Nikon como: la D5, la D850, la D810, la D500, o la D7500, ofrecen un modo de medición que en castellano han traducido como “modo ponderado en altas luces” del inglés: “Highlight-Weighted Metering”.

¿Quieres conocer en qué consiste este modo y para que puede servirte si tienes una cámara que lo ofrezca? ¡A continuación te lo explico todo!

Los Modos de Medición (“Metering”)

Vamos a hacer un pequeño recordatorio sobre que son los modos de medición. Como sabrás, nuestra cámara tiene un elemento, el exposímetro, que se encarga de analizar la luz de la escena para, en los modos automáticos y semiautomáticos, ajustar los parámetros y de ese modo lograr una exposición correcta. En el modo manual, advertirnos del nivel de exposición de la toma.

Los Modos de Medición ("Metering")

El exposímetro realiza la medición de la luminosidad de la escena basándose en dos conceptos:

  • La medición tomando como referencia el gris medio”, la cantidad de luz reflejada por este color
  • El modo de medición elegido, que básicamente define la región de imagen a partir de la que obtener la medición de la luminosidad

Con respecto al modo de medición, se han manejado tradicionalmente tres modos:

  • Matricial o evaluativa, mide toda la escena
  • Ponderado al centro o evaluativa parcial, mide toda la escena pero otorgando un mayor peso al centro de la misma
  • Puntual o central, mide sólo la región donde se sitúa el punto de enfoque

Y éstos tres son los elementos básicos por los que se forma la fotografía… hasta ahora. Con la aparición de este nuevo modo de medición ponderado en altas luces, ¿qué resultado se obtiene?

Problemas cuando nos encontramos con un alto rango dinámico.

A veces nos encontramos en que las zonas iluminadas y las zonas menos iluminadas no están a mucha distancia, cuando es asíimagen-cielo-sobreexpuesto-734x486, la medición no reviste mayores problemas. Sin embargo, cuando la distancia es elevada y el rango dinámico de nuestra cámara no es suficiente, tenemos un dilema. O nos decantamos por medir en unas zonas en vez de en otras, lo que puede originar que quememos luces, si medimos en zonas más oscuras, o bien que empastemos sombras, si medimos en zonas con mayor luminosidad.

Precisamente, en estas imágenes se pone de manifiesto el mayor o menor rango dinámico de nuestra cámara y aparecen técnicas tan conocidas y populares como el famoso HDR. O también la técnica del derecheo del histograma, que lo que pretende es sacar el máximo partido posible a todo el rango dinámico de nuestra cámara y aprovechar el mayor rendimiento de los sensores en la zona de luces, frente a la de sombras.

El modo de medición ponderado en altas luces. En qué consiste y cuándo usarlo

La descripción que el manual de Nikon hace sobre este modo de medición es la siguiente: “La cámara asigna más importancia a las altas luces. Utilice esta opción para reducir la pérdida de detalle en las altas luces, por ejemplo, al fotografiar actores iluminados por focos en un escenario”.

Por tanto, con este modo de medición activado, la cámara recorre toda la imagen hasta localizar aquellas regiones con mayor luminosidad y, a continuación, adapta la exposición para que estas zonas queden a la derecha del histograma de la imagen, pero sin quemarlas.

De este modo, es posible que la imagen global quede subexpuesta, pero se garantiza siempre que no se queman las regiones más luminosas.

Cuándo usar este modo y cuando es mejor no usarlo.

Dependiendo el tipo de fotografía que hagamos, nos importará más si algunas zonas de la imagen salen más quemadas o no. Por ejemplo, cuando hacemos un retrato, donde la importancia está claramente centrada en el sujeto no en su alrededor. Como vemos en el retrato siguiente. La diferencia de luminosidad del primer plano y fondo ha hecho que el fondo aparezca quemado, pero no nos importa. Lo principal de esta imagen era exponer de forma adecuada a la protagonista.

Cuándo usar este modo y cuando es mejor no usarlo.

Sin embargo, en la fotografía de paisaje, donde los cielos tienen una importancia muy alta y no estamos dispuestos a que pierdan detalle, l uso del modo de medición ponderado en altas luces es imprescindible.

Si, por el contrario, no nos importa demasiado que las zonas más iluminadas de la escena puedan aparecer quemadas, o no estamos dispuestos a tener que realizar un cierto esfuerzo posterior de edición para lograr un resultado adecuado, entonces no es muy oportuno que utilices este modo de medición.

Aspectos a tener en cuenta cuando usamos el modo de medición.

Al igual que sucede con la técnica del derecheo del histograma, normalmente la fotografía que obtenemos directamente de nuestra cámara no representa el resultado final. Sino que requerirá un procesado final que ayude a situar adecuadamente el nivel de exposición global de la toma, elevar algunas sombras, reubicar tonos medios, etc.

En la siguiente imagen, la fotografía de la izquierda está recién sacada de la cámara. Para ello se utilizó el modo de medición ponderado a las altas luces (disparando en RAW, por supuesto), con lo que se preservó el cielo. A la derecha, la misma imagen, pero tras haber sido editada. Se le han hecho un ajuste por zonas: levantado negros, sombras y luces de toda la imagen, salvo el cielo, que se ha mantenido intacto. ¿Cuál prefieres?

Aspectos a tener en cuenta cuando usamos el modo de medición.

Por ese motivo, si vas a utilizar este modo de medición, es fundamental lo siguiente:

  1. Dispara en RAW para que la fotografía de partida que obtengas permita luego un procesado de mayor calidad y más posibilidades.
  2. Si no vas a querer editar las imágenes tras disparar, éste no es tu modo de disparo. Pues en un amplísimo número de situaciones será preciso procesar las imágenes para lograr un resultado adecuado.
  3. Por último, si vas a utilizar este modo de medición, procura utilizar valores de ISO reducidos. Si elevas el ISO, el rango dinámico de tu cámara disminuye y las posibilidades de recuperar información en el postprocesado son menores.

Teniendo todo esto en cuenta y estando de acuerdo con lo que supone este método, las posibilidades que te ofrece son fantásticas para aprovechar al máximo las capacidades de tu cámara.

¿Y tú cómo salvas las luces de tus fotos?

Tal vez tú no trabajes con una Nikon que ofrece este modo del que acabamos de hablar. Pero estoy seguro que utilizas otras herramientas que te ayudan a mejorar la calidad de la luz en tus fotos. ¿Cómo se llama esas herramientas que usas?, ¿o eres de los que te gusta realizar este tipo de ajustes de forma manual? Cuéntamelo AQUÍ

 

Info & Imágenes: https://www.dzoom.org